Archivo de la categoría: Monumentos

Capillas de la Catedral de Málaga

En este artículo hacemos un recorrido por las distintas capillas de la Catedral de Málaga. En otro analizamos el conjunto de la Catedral, y dedicamos un tercer capítulo al Coro de la Catedral.

Capilla del Trascoro

Trascoro Catedral de Málaga.

Capilla del Trascoro: San Juan, La Piedad y María Magdalena. / Foto: F. Gutiérrez

Capilla del Trascoro

San Juan

En la parte exterior del coro, dando hacia la puerta principal de la Catedral, se encuentra esta Capilla del Trascoro. Destaca en ella el grupo escultórico de La Piedad, esculpido en mármol de Carrara (Italia) por los hermanos Pissanis, de Florencia, en 1803. En las hornacinas laterales se encuentran

Capilla del Trascoro

María Magdalena.

las imágenes de San Juan Evangelista y María Magdalena, talladas en madera policromada de blanco (para imitar al mármol) por el escultor Salvador Gutiérrez de León. De este mismo autor son las imágenes que adornan los cuatro altares laterales del trascoro: Santo Toribio de Liébana, San Juán de Sahagún, Santo Toribio de Mogrovejo y Santo Tomás de Villanueva.

Capilla del sagrado corazón

Capilla del Sagrado Corazón. Catedral de Málaga

Capilla del Sagrado Corazón. Catedral de Málaga. / F. Gutiérrez

Capilla del Sagrado Corazón. Catedral de Málaga

‘Martirio de San Pelayo’, retablo de la Catedral de Málaga, s. XVI

El retablo de esta capilla es de madera dorada, con once tablas de principios del siglo XVI. Procede de la iglesia de San Pelayo, en Becerril de Campo (Palencia) -de esta localidad también procede el retablo de la Iglesia del Sagrario-. El programa iconográfico gira en torno al martirio de San Pelayo. La hornacina central está ocupada por una imagen moderna (en sustitución de la original desaparecida) del Sagrado Corazón, de Francisco Palma.

CApilla de nuestra señora del rosario

Capilla del Rosario

Capilla del Rosario. Catedral de Málaga.

Capilla del Rosario

Presisde esta capilla una excepcional obra de Alonso Cano la ‘Virgen del Rosario’. Correspondería al último periodo de actividad del pintor granadino, en concreto entre los años 1665 y 1666, según la datación de Harold Wethey. En los extremos hay dos vitrinas de madera dorada con dos imágenes, ‘San Blas’, una escultura tallada en madera y policromada por el artista Fernando Ortiz, fechada entre 1750-1755; y ‘San Lorenzo Mártir’, una pieza anónima del s. XVIII.

capilla de la inmaculada

Capilla de la Inmaculada

Capilla de la Inmaculada. Catedral de Málaga

Inmaculada concepción

‘Inmaculada concepción’, de Claudio Coello.

Esta capilla está presidida por un gran lienzo de la ‘Inmaculada’, una obra atribuida a Mateo Cerezo (1626-1666). Otros autores en cambio consideran que es obra de Claudio Coello. El retablo, de madera sin policromar, es una recostrucción moderna (1944) del primitivo del s. XVIII. De la serie flamenca del x. XVII se encuentran en esta capilla las alegorías ‘Prudencia’ y ‘Esperanza’.

capilla de la virgen de los reyes

Virgen de los Reyes. Catedral de Málaga

‘Virgen de los Reyes’, escultura gótica del s. XV donada por los Reyes Católicos. Catedral de Málaga. / Foto: F. Gutiérrez

'Virgen de los Reyes', Catedral de Málaga

La capilla está dedicada a esta pequeña escultura gótica, la ‘Virgen de los Reyes’, donada a la Catedral por los Reyes Católicos tras la conquista de la ciudad (1487). El retablo es obra de Pedro de Mena, cuyas trazas había diseñado el pintor Juan Niño de Guevara. A ambos lados del retablo se encuentran las estatuas orantes de los Reyes Católicos, obra de Pedro de Mena. En esta capilla también encontramos un lienzo de grandes dimensiones, que representa la ‘Decapitación de San Pablo’. Es obra del artista Enrique Simonet, que la realizó durnate un periodo de pensionado en Roma (1887).

Decapitación de San Pablo

‘Decapitación de San Pablo’, de Enrique Simonet. Catedral de Málaga

capilla de san francisco de asís

Capilla de San Francisco

Santa Clara y San Francisco, en la Capilla de San Francisco de la Catedral de Málaga.

El retablo que preside esta capilla, de estilo castellano y del s. XVII, procede del convento de Santa Clara de Plasencia. Además de Santa Clara y San Francisco, se representan otros santos y santas de la orden franciscana. En esta capilla se encuentran los mausoleos funerarios de los arzobispos de Salerno y Monreal, Luis de Torrres tío y Luis de Torres sobrino. La figura yacente del primero se atribuye al escultor italiano Guglielmo Della Porta y la urna y pedestal sobre el que reposa a Giovanni Antonio Dossio. El sepulcro del sobrino se atribuye a artistas próximos a la Corte Vaticana de finales del s. XVI. 

capilla de santa bárbara

Capilla de Santa Bárbara

Retablo de la Capilla de Santa Bárbara, el único que se conserva de la antigua mezquita-catedral.

Capilla de Santa Bárbara

En la Capilla de Santa Bárbara encontramos el único retablo que se conserva procedente de la antigua mezquita-catedral. Fue encargado en 1524 al imaginero Nicolás Tiller y al pintor Francisco de Ledesma. En el retablo se representan escenas del Calvario, Santa Catalina, Santa Apolonia, San Roque, Santa Ana y el niño, los Padres de la Iglesia y Evangelistas. La imagen de Santa Bárbara fue tallada en 1765 por el escultor Fernando Ortiz. En el altar también se puede contemplar una tabla con la escena de la Misa de San Gregorio, obra de Fernando de Coca, el único fragmento que se conserva del retablo de San Gregorio. A los lados del retablo se encuentran ‘La Asunción’ y ‘La Ascensión’, de Juan Niño de Guevara (1632-1698).

capilla de la encarnación

Capilla de la Encarnación

Capilla de la Encarnación. La Anunciación en el centro y a los lados los patronos de Málaga, San Ciriaco y Santa Paula.

Nos encontramos en la capilla dedicada a la titular de la Catedral, la Virgen de la Encarnación. Aquí el retablo es de mármol, y fue encargado por el obispo Molina Lario, que tiene aquí su mausoleo. En el centro del retablo se encuentra el grupo escultórico de La Anunciación, y en los laterales las imágenes de los patronos de la ciudad, San Ciriaco y Santa Paula, enmarcados cada una de las esculturas entre columnas corintias. Sobre la autoría del diseño retablo hay distintas teorías. Para unos, se debe a Ventura Rodríguez, correspondiendo la dirección de obra a Antonio Ramos y, a su muerte, a Martín de Aldehuela. Otros autores creen que el diseño es obra de Juan de Villanueva. Juan de Salazar Palomino fue el autor de las esculturas.

Capilla de la Encarnación

Sepulcro del obispo Molina Lario, Capilla de la Encarnación de la Catedral de Málaga.

En esta capilla se encuentra el mausoleo del obispo Molina Lario (1776-1783), obra en mármol blanco, con la figura orante del obispo. Sobre el conjunto se encuentra un relieve tallado en madera, obra de Juan de Salazar, con el tema de la Adoración de los pastores. En el lado izquierdo de la capilla se encuentra el mausoleo del obispo Fray Bernardo Manrique. También se representa el actitud orante sobre un pedestal con adornos platerescos.

capilla de la virgen del pilar

Capilla de la Virgen del Pilar

Capilla de la Virgen del Pilar. Retablo moderno (1946), del arquitecto de Enrique Atencia.

El retablo que preside esta capilla es moderno, diseñado en 1946 por el arquitecto diocesano Enrique Atencia. Las pinturas de las paredes laterales son del artista malagueño Diego de la Cerda: ‘Aparición de Jesús Niño a San Antonio de Padua’, ‘Tentaciones de San Antonio Abad’ y ‘Aparición de San José con el niño a Santa Teresa de Jesús’.

capilla del cristo del amparo

Capilla del Cristo del Amparo.

Capilla del Cristo del Amparo. Catedral de Málaga.

Preside esta capilla una imagen del Cristo del Amparo, un crucificado obra del escultor granadino Antonio Gómez, realizado entre 1600 y 1603. Las vitrinas que hay a los lados del Cristo contienen esculturas de madera policromada de la escuela napolitana (finales del s. XVII o principios del XVIII) que representan a Santa Teresa de Jesús en Éxtasis y Santa María Egipciana. En la capilla se pueden contemplar obras de los pintores Diego de la Cerca (‘Caída camino del Calvario’ y ‘Traslado al sepulcro’), Antonio del Castillo y Saavedra (dos Calvarios) y de Niño de Guevara (‘Muerte de San Francisco Javier’ y ‘San Juan de Dios momentos antes de su muerte’).

capilla de san julián

Capilla de San Julián.

Capilla de San Julián. Catedral de Málaga.

Recibe su nombre del cuadro del santo, donado por el obispo de Cuenca en 1638, obra del artista Cristóbal García Salmerón. Se debe a que la ciudad había jurado voto de promesa a este santo, patrón de Cuenca, por haber librado a Málaga de una epidemia de peste. Entre las obras de arte de esta capilla destaca ‘El convite del fariseo’, del pintor flamenco Miguel Manrique, que fue discípulo de Rubens. También hay obras de Damián Francisco, un ciclo de once lienzos con la vida de la Virgen (1681-1683).

Capilla de San Julián

‘El convite del fariseo’, de Miguel Manrique, en la Capilla de San Julián de la Catedral de Málaga.

capilla de san josé

Capilla de San José

Capilla de San José de la Catedral de Málaga.

Capilla de San José

‘San José’, talla en madera de Fernando Ortiz.

La capilla toma su nombre de la imagen del santo que se encuentra en ella, obra de Fernando Ortiz donada a la Catedral en 1889 por el canónigo José Sánchez. Entre sus elementos artísticos destaca el tríptico realizado por el pintor italiano César Arbassia (1579-1580). El tema central es la Anunciación, y en las hojas laterales hay escenas de la visita de la Virgen María a Santa Isabel y la Adoración de los Magos. En las caras interiores del tríptico están pintados San Pedro y San Pablo.

Capilla de San José

Nacimiento de Jesús, anómimo del s. XVI, en la Capilla de San José de la Catedral de Málaga

cancel 

Catedral de Málaga

Cancel norte de la Catedral. Diseño de Antonio Ramos, obra del carpintero Francisco Flores (1773)

Este de la fotografía es el cancel norte, que da a la plaza de los Naranjos. Está realizado con maderas nobles (caoba, cedro y nogal). El proyecto lo realizó el maestro mayor de la Catedral, Antonio Ramos. Y su ejecución fue obra del maestro carpintero Francisco Flores en 1773.

capilla de san rafael

Capilla de San Rafael

Los santos Tobías, padre e hijo, en el retablo de la Capilla de San Rafael.

Esta capilla está presidida por un retablo de madera dorada y policromada. Fue destruido parcialmente durante la guerra civil: solo el ático y la figura alegórica de la Caridad son los originales. La reconstrucción del original fue obra del tallista Miguel Sánchez Ruiz y el pintor Luis Ramos Rosa. Parece que se trata de una anónima del s. XVIII, aunque durante años se atribuyó al escultor malagueño Fernando Ortiz. En esta capilla también podemos apreciar un cuadro de la Anunciación atribuido a Juan Niño de Guevara y el sepulcro del cardenal Herrera Oria.

capilla de san nicolás de bari

Capilla de San Nicolás de Bari

Capilla de San Nicolás de Bari, acceso a la visitas por el patio del Sagrario.

Por esta capilla se ha habilitado el acceso a las visitas turísticas, desde el patio del Sagrario. A la izquierda se localizan dos esculturas representando a San Pascual Bailón y a San Luis Rey de Francia, atribuidas a Pedro de Mena. En el otro altar hay una imagen de la Virgen del Carmen, de Rafaela Roose (1869).

capilla de los caídos

Capilla de los Caídos. Catedral de Málaga

Capilla de los Caídos. Catedral de Málaga. / F. Gutiérrez

Dolorosa

Está dedicada esta capilla a los caídos del bando franquista durante la guerra civil española. El retablo es obra del escultor granadino José Navas Parejo (1945). Las imágenes fueron realizadas por el escultor Francisco Pinto Barranquero. Destacan en esta capilla las imágenes del Cristo y la Dolorosa. El Cristo crucificado, fechado entre 1630-1640, es obra del granadino Alonso de Mena. Procede de la Iglesia de los Capuchinos. La Dolorosa es obra del escultor Pedro de Mena.

Capilla de san Sebastián

Capilla de San Sebastián.

Cristo del PErdón.

Cristo del Perdón. Catedral de Málaga.

Está presidida esta capilla por un retablo de maderas doras y policromadas, obra de escultor granadino José Navas Parejo. La imagen de San Sebastián aparece enmarcada entre grandes columnas corintias y se atribuye al escultor malagueño Jerónimo Gómez (s. XVII). En el testero lateral se encuentra el Crucificado del Perdón, obra de Pedro de Mena.

Anuncios

Castillo de Gibralfaro de Málaga

El recinto fortificado es hoy día un mirador privilegiado sobre la ciudad

Castillo de Gibralfaro Málaga

Castillo de Gibralfaro de Málaga. / Fotos: Francisco Gutiérrez

Sobre el monte del mismo nombre, situado al lado este de la Alcazaba, se encuentra el catillo de Gibralfaro. Dominando la bahía, ha sido un lugar estratégico para la defensa de la ciudad hasta fechas recientes. En 1931 fue inscrita en el catálogo de monumentos nacionales.

Sobre el origen del topónimo Gibralfaro hay distintas teorías. Para unos, tiene un origen semita y griego, y significaría ‘monte del faro’. Otros sostienen que el término se debe a los árabes y significaría ‘monte valiente’. Sobre la fundación del primitivo asentamiento también hay controversias, y según los autores habrían sido los fenicios, griegos o romanos los responsables de levantar aquí una primera fortificación defensiva.

Castillo de GibralfaroMálaga

Entrada al castillo. / F. Gutiérrez

En todo caso, es en periodo árabe cuando cobra importancia y protagonismo. El historiador Medina Conde atribuye al emir omeya cordobés Abderrahmán I los primeros trabajos de fortificación del cerro, en el año 787. El famoso geógrafo árabe Idris, cuando describe la ciudad de Málaga a mediados del siglo XII, nombra Gibralfaro, del que destaca sus fortificaciones. Será durante el periodo nazarí cuando el castillo adquiera su configuración definitiva: por una parte, Muhammad II reedificará a finales del s. XIII y, posteriormente, el monarca Yusuf I consolidó y amplió la fortaleza, construyendo la coracha terrestre, que une Gibralfaro con la Alcazaba.

Castillo Gibralfaro Málaga

Vista de la ciudad desde el castillo. / F. G.

La única puerta de entrada se abre en una torre de arco agudo, cabalgada sobre la barbacana. En el lugar más elevado estuvo la desaparecida torre mayor. Tampoco hay restos de la mezquita, que fue convertida en capilla dedicada a San Luis, en cuyo día fue conquistada Málaga por los cristianos. La barbacana del castillo estaba unida a la Alcazaba por un ancho paso cerrado entre dos muros elevados

Por su privilegiada situación, Gibralfaro ha tenido un valor estratégico, ya que se domina la ciudad y la bahía de Málaga. Una prueba de su carácter de fortaleza casi inexpugnable es que su guarnición resistió dos días más después de la conquista de la ciudad por los Reyes Católicos.