Centro de Arte Contemporáneo de Málaga. Arquitectura de posguerra

El CAC representa hoy día una de las grandes infraestructuras culturales de la capital

El Mercado de Mayoristas, ejemplo de la simbología franquista, es referente de la vanguardia artística

 

Centro de Arte Contemporáneo de Málaga. / Foto: F. Gutiérrez

Un hombre en una postura casi imposible -‘Man moving 2’, obra de Stephan Balkenhol– y una gran estructura metálica, ‘Sombra azul’, del fallecido Chema Alvargonzález, saludan al visitante. Uno de los grandes ejemplos de la arquitectura franquista de posguerra -incluido para su estudio en la mayoría de los manuales de esta disciplina- ha acabado transformado en un centro de la vanguardia artística.

Poco podría imaginar su arquitecto, Luis Gutiérrez Soto, y los promotores de esta construcción en los años anteriores al estallido de la Guerra Civil que el proyectado Mercado de Mayoristas perduraría más allá del franquismo y con un uso cultural de mayor alcance.

El antiguo Mercado de Mayoristas, hoy Centro de Arte Contemporáneo, está inscrito en el catálogo de monumentos andaluces desde marzo de 2010.

Apropiación y símbolo

El edificio fue durante años el mercado de mayoristas. / F. GutiérrezLas obras del Mercado de Mayoristas arrancan en 1937, cuando se encarga a Gutiérrez Soto el proyecto, que culminará en 1944 cuando se recepcionan las obras por la ciudad. La historiadora del arte María Morente considera que este proyecto es «uno de los ejemplos más clarividentes de la actuación del régimen franquista en materia de arquitectura» en lo que ella define como «apropiación y símbolo» en el sentido de que «el franquismo, en su incapacidad para encontrar unas alternativas formales válidas como expresión de su propio sistema, no dudó en apropiarse -entre otras- de las tipologías racionalistas utilizadas en la República».

Señala María Morente en ‘Apropiación y símbolo: el mercado de mayoristas de Málaga’ (Boletín de Arte de la UMA, 1988) que los símbolos y emblemas utilizados en el edificio son «una de las más claras expresiones plásticas del nuevo régimen instaurado en España tras la guerra civil» y que esta función propagandística «relaciona el arte de la autarquía con el de los fascismos europeos del primer tercio del siglo XX, en cuanto en ellos el símbolo gráfico fue el elemento por excelencia, la concreción de toda su ideología política».

Vista lateral del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga

Vista lateral del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga. / F. Gutiérrez

En la década de los 80 la construcción de una nueva central de abastecimientos para la capital lleva al abandono de este emblemático edificio. Las alternativas que se barajan para prologar su uso son variadas, y mientras se toma la decisión política la Policía Local lo usa como aparcamiento. Se pensó en su transformación en instituto de secundaria, pero la idea se descartó por la profunda transformación que requería. En 1998 se encarga al arquitecto Miguel Ángel Díaz Romero el proyecto de rehabilitación del edificio para reconvertirlo en sede del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga.

Estas obras fueron promovidas por la empresa municipal Promálaga y contaron con la financiación de Unicaja y Telefónica. La obra consistió fundamentalmente en la recuperación de la fachada y los exteriores del edificio, la adaptación del interior como zona expositiva y la adecuación del entorno urbanístico. Los Duques de Palma inauguraron oficialmente el nuevo equipamiento cultural de la ciudad el 17 de febrero de 2003.

En estos años de actividad, el CAC Málaga se ha convertido en un centro de vanguardia de referencia internacional. Además de las exposiciones temporales, cuenta con un fondo de arte con obras de artistas de gran relevancia en las últimas décadas.

 Un icono del nuevo centro
CAC Málaga

CAC Málaga. 'Man moving 2', obra de Stephan Balkenhol

‘Man moving 2’ es la escultura de Stephen Balkenhol (Fritzlar, Hessen, 1957) que recibe a los visitantes. Desde que el CAC abrió sus puertas, su imagen está ligada al impacto que dicha escultura provoca entre los visitantes. Subido sobre tres escalones circulares de colores ocre, azul y rojo, ‘Man Moving 2’ sorprende a los viandantes con la visión irónica y desconcertante que le imprime su silueta zigzagueante y descoyuntada. Es un juego con las ideas de estabilidad/inestabilidad.

 Marcado por la guerra civil

El del Mercado de Mayoristas es uno de los escasos proyectos arquitectónicos cuya génesis y culminación de las obras se desarrolla entre el final de la Guerra Civil y los primeros años de posguerra. La decisión de su construcción se tomó en 1937, recayendo el encargo en Gutiérrez Soto. Hasta abril de 1939 no se saca a subasta la obra. Las dificultades económicas del momento paralizan las obras. En 1942 se dan por finalizadas, aunque hasta 1944 no se aprueba la recepción definitiva.

 El arte como propaganda

Cac Málaga

Colección permanente de Carmen Riera en el CAC Málaga. / F. Gutiérrez

El proyecto de Gutiérrez Soto es un claro ejemplo del ‘arte propaganda’, como lo define María Morente, que desarrollaron los regímenes totalitarios europeos entre 1920 y 1950, basados en los estudios de psicología de las masas. El franquismo comprendió que lo primero y más poderoso debía ser el símbolo gráfico. Se utiliza así el escudo con el águila, yugo y flechas. La torre del mercado se coronaba en el proyecto en sus caras laterales con dos alas, elemento apropiado de las estéticas totalitarias. Hoy día, aunque se mantiene el escudo, está oculto tras un panel situado sobre la entrada principal al edificio

 Un proyecto de futuro

La intensa actividad del CAC en estos años y su proyección internacional han puesto sobre la mesa la necesidad de su ampliación. Con esta finalidad se dio a conocer un proyecto firmado por Rafael Moneo, con un edificio triangular pegado al río, que, de momento, ha quedado aparcado por falta de financiación.

Anuncios

2 Respuestas a “Centro de Arte Contemporáneo de Málaga. Arquitectura de posguerra

  1. Pingback: Las guerras soñadas de Marcel Dzama en el CAC | Málaga. Arte y patrimonio

  2. Pingback: CAC Málaga, una década en la vanguardia del arte | Málaga. Arte y patrimonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s