Palacio de Villalcázar, la residencia del primer conde de Buenavista

La intervención de la Cámara de Comercio, que lo compró para convertirlo en su sede, rescató el edificio de la ruina

Palacio de Villalcázar

Palacio de Villalcázar, sede de la Cámara de Comercio de Málaga. Foto: F. Gutiérrez

En la calle Cortina del Muelle, frente a la Aduana, se levanta el Palacio de Villalcázar, un sencillo edificio de estilo barroco, que mandó construir el primer conde de Buenavista pero que lleva el nombre de un posterior propietario. Sin uso desde mediados de los años cincuenta del pasado siglo, pasó a engrosar la lista de edificios abandonados y con amenaza de ruina, hasta que la Cámara de Comercio adquirió el inmueble para rehabilitarlo y convertirlo en sede de esta organización empresarial.

Fachada Palacio Villalcázar

Patio interior del palacio. F. Gutiérrez

Hijo de un comerciante genovés que llegó a la ciudad a finales del siglo XVII, el primer conde de Buenavista compró las primeras casas que conformarían posteriormente el palacio, dos edificios contiguos que ocupaban los números 95 y 97 de la calle, muy cercana a lo que entonces era el puerto de Málaga, centro de la actividad comercial de la ciudad. El segundo conde de Buenavista, Antonio Tomás Guerrero, amplió la propiedad de su padre edificando hacia 1725 gran parte del inmueble. La obra se atribuye al arquitecto Felipe de Unzurrúnzaga, aunque también se cree que Martín de Aldehuela pudo intervenir en algunas reformas.

Como el segundo conde de Buenavista murió sin descendencia, el título pasó a su sobrino, José Echéverri y Guerrero, conde de Villalcázar, de donde ha mantenido el nombre hasta la actualidad.

Pinturas murales

Pinturas murales en el edificio. F. Gutiérrez

En el siglo XIX parece que fue un importante centro social. Después fue una casa de viviendas, centro de operaciones del Ejército y centro administrativo de la antigua Policía Nacional. Este fue su último uso conocido, hasta que a mediados de los años cincuenta se cerró. Antes de que la Cámara de Comercio comprara el inmueble en 1987 pertenecía a un grupo privado que intentó construir. La rehabilitación es obra del arquitecto malagueño José Seguí. Como en otros edificios del S. VIII, la fachada estaba decorada. Estas pinturas se pueden observar todavía en la que da a la calle Don Juan de Málaga.
Galería fotográfica
Vodpod videos no longer available.
Vídeo

Anuncios

Una respuesta a “Palacio de Villalcázar, la residencia del primer conde de Buenavista

  1. Desde 1866 hasta 1880 fue sede del “Colegio San Agustín”, un centro de educación privado cuyo dueño y rector fue el Catedrático de Latín del Instituto Provincial de Málaga (Gaona), Francisco de Asís Abela Spiteri (Málaga,1817- Málaga, 1890)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s